El arte de no tener ni puta idea

Hubo un tiempo en el que yo fui un buen estudiante. No sucedió porque sí; antes de ser un buen estudiante fui un estudiante malo, y luego uno mediocre. A base de pasar horas y horas en la biblioteca acabé por pillarle el tranquillo al asunto. Recuerdo esos años en cuarto y quinto de carrera, en los que sentía que tenía todo bajo control: sabía en qué libro mirar esto o aquello (a veces incluso en qué capítulo), qué profesor podía ayudarme con cierto problema y a cuál era mejor no preguntar, e incluso qué imprenta me hacía las fotocopias más baratas. Creía que me comía el mundo, pero no me daba cuenta de lo pequeño, minúsculo y acotado que era ese mundo.

question-mark-2123967_1280[1]

Pocas semanas después de acabar mi carrera empecé a trabajar en una empresa de de diseño de lentes. Tres años más tarde abandoné ese trabajo para, emigración mediante, comenzar mi doctorado. Ambos trabajos, el de ingeniero y el de investigador, tienen algo en común, algo que no me esperaba: no queda más remedio que trabajar con información parcial. En la carrera, el principal objetivo es aprender. Pero en un trabajo, el objetivo principal es producir (lentes, artículos, una tesis, …) y aprender pasa a ocupar un puesto secundario. Un puesto relevante, pero secundario.

La transición fue algo vertiginosa. Aún recuerdo el día en que, bajo la supervisión de mi jefe y tras un par de semanas de formación, me dejaron meter mano al código por primera vez. Estaba escrito en C# y había que reparar un bug relacionado con algo llamado lookup table. El quid de la cuestión: tenía que resolver un problema de un cliente con prisa, relacionado con un concepto que del que nunca había oído hablar hasta ese momento y usando un lenguaje de programación que empecé a estudiar un par de semanas atrás. Recuerdo que mi primera sensación fue que aquello era incorrecto, ¡casi diría inmoral!. ¿Cómo voy a hacer esto si aún no entiendo todos y cada uno de los detalles? Si fuese un examen, ni siquiera me habría presentado. Y esto me parecía mucho más serio que un examen.

Pasaron los meses, y me fui acostumbrando a esa forma de proceder, aprendiendo rápido, a lo bestia y sobre la marcha. No sin dejar de llenar los ratos libres con lecturas sobre óptica geométrica, programación y geometría diferencial… pero una vez más, de forma secundaria. Me acostumbré, aunque he de reconocer que nunca me sentí cómodo del todo.

En el mundo de la investigación sucede algo parecido. La primera gran diferencia con la carrera es que en investigación los problemas son problemas abiertos. Uno no puede ir a la biblioteca y buscar el libro que necesita, porque nadie lo ha escrito aún. Añádase a esto que la literatura es, por lo general, inabarcable. Y el tiempo, y peor aún, la financiación, son finitos. Hace falta escoger qué leer, de modo que es imposible no dejarse algo. Aún así hay que tirar para adelante.

Lograr progresar a pesar de tener solamente información parcial es todo un arte. Hoy ya no me parece una locura tan grande como me parecía entonces. El arte de no tener ni puta idea, y aún así no cagarla… podría ser una definición grosera de lo que es la propia ciencia.


15 Comentarios

Participa Suscríbete

gabriela

¡Ohhhhhh! Eso se llama aterrizar…

A todos nos ha pasado…Una piensa que con el título ya se tiene todo el conocimiento, y luego se da porrazos al enfrentarse a la realidad y ver que la teoría era muy bonita…

Fer BlauFer Blau

No es la definición de la ciencia, no, es la definición de la vida, pues así es el abordaje de cualquier objetivo. Muy buen artículo, me he sentido identificado con muchas cosas.

OscarOscar

Vaya que paradoja: la generación mejor preparada de la historia de España que.. Oh sorpresa no está preparada para la vida real!.
Bienvenido al club, sólo que la “mayoría silenciosa” apretamos dientes y tiramos palante como mejor se puede.
Quizás en alguna vida se pueda plantear el papel que juega las universidades españolas en ese desfase de no-realidad.

Pablo Rodríguez

Creo que no se me está entendiendo bien.

A pesar de las obvias (y necesarias) diferencias entre el trabajo profesional y el estudio de una carrera, un buen estudiante metido a buen profesional se hace a ellas en menos de un mes.

Hay muchas cosas que veo muy criticables en el sistema universitario español, pero los contenidos y la preparación no están en absoluto en mi lista.

OscarOscar

Yo creo haberte entendido.
Las obvias diferencias son salvables, por supuesto, por esfuerzo personal. Nadie termina una carrera sabiendo “hacer un trabajo”, precisa un periodo de adptación.
PAra mí si hay un desfase entre los contenidos teóricos y la vida real;
No todos los estudios universitarios tienen el mismo nivel de desfase.
En mi comentario pretendia ser irónico.

AitorAitor

Pues sobre: “El arte de no tener ni puta idea”, ya está aclarado con los comentarios.
Ahora… ¿Qué falta.?
Fácil, fácil… “El arte de estar continuamente al día.”
Y claro… Esto es al mismo tiempo algo sencillo y complejo.

Todo el mundo ha pensado alguna vez esto:
¡Como mi trabaja es repetitivo, no necesito estar completamente al día.!
Puede hacerse un tiempo, pero no todo el tiempo. La responsabilidad es personal, al igual que es individual y personal la derroición mental y el miedo al futuro.

Creo que la copia de ideas, el espionaje industrial y la “pirateria” no terminará nunca.
¿Vosostros creéis que cualquier país o persona, legal o ilegalmente, dejará de “acaparar, copiar, pirotear y/o apropiarse” de cosas, ideas o materias primas de los paises más avanzados y punteros en tecnológía o en bienes.?
El caso más sencillo es el “prestamo o pirateo” de los libros de tecnlogía en lenguaje inglés.
¿Vosotros creéis que los paises asiáticos van a dejar algún día de “copiarlos” y no van a estar al día en las novedades tecnológicas.?
No me creo que haya personas que lo hagan… ¿Derroición mental.?
– ¿Tú qué haces.?
– ¡A que esperas para estar al día en tu profesión y/o tu hobby.!

Gracias por el artículo.

Pedro MascarósPedro Mascarós

Los que trabajamos en empresas de servicios informáticos es nuestro día a día; es un aterrizaje que jamás termina; has salido bien (o mal) de un proyecto donde no tenías ni puta idea, y vas de cabeza a otro del que tampoco tienes ni puta idea; y el problema, como siempre, es que has sido vendido como experto en la materia, lo que no te deja margen para el error.

Después de muchos ataques de ansiedad matutinos para unos, fiebres en los labios para otros , o un simple mal olor de aliento para los más suertudos, llega el paso en que te dedicas más al papeleo que a desarrollar, y ahí, el no tener ni puta idea desemboca en el permanente síndrome del impostor.

Niños…abandonad la informática, aun estáis a tiempo.

AitorAitor

Pedro Mascarós… Tienes razón… es de locos.
Mi punto de vista, referido a la progración, es que se forma parte de una piramide de personas y cargos…
Por lo tanto, al igual que en política, hay que saber hacerse imprescindible.
Hay muchas variables.
– UML
– Bases de datos. Oracle y lenguaje SQL (Prácticamente no se necesita programar, es un métido de lógica y de extracción de datos.)
– Redes
– Mainframes o grandes ordenadores de proceso de grandes datos con S.O y programas especificos, cobol incluido. Su única conexión con la RED es a traves de una máquina o un dispositivo intermediario. Los datos pasan por un dispoitivo intermediario.
– Java y sus distantas y locas versiones.
– …
Creo que a lo que te refieres es a que tienes que hacer programas que te manda tu jefe. Jefe que se presupone que usa el diseño UML y que distribuye, parte y reparte el trabajo entre varios programadores. Por lo cual, lo que dices es verdad, ningún programador sabe lo que hace.
Lo clásico de un programador sera hacer diagramas de flujo, “Flowchart” y hasta puede que no le haga ni falta.
https://en.wikipedia.org/wiki/Flowchart

Una visión global no la vas a ver un programador actual. Son los analistas quienes pueden ver algo. Y, aun así, depende de la categoria de analista que sea.
Hace tiempo, en la Universidad, tuve la suerte de tener un modulo o año con un profesor que nos enseño la técnica Nassi–Shneiderman diagram del año 1972:
https://en.wikipedia.org/wiki/Nassi%...man_diagram

Es una delicia ver y sentir el programa y programas completo.
Analizandolo hoy en día, dado que no tiene Go TO, resulta que entra dentro de la lógica del diseño de aplicaciones Android en los niveles de Software y Hardware.
Dados los avances técnicos en diseño y gráficos, se podría decir que es un gran mapa, un mapa de guerra, de uno o varios procesos que estan unidos y conjuntados.
Usando algunas técnicas que usa UML, pues se podría hasta crear un “ejercito de programación de multinacionales y grandes empresas”.

No terminariamos de hablar nunca…
Me salen cosas de programación bancaria, de bolsa, de medias o medianas que siguen a medias y medinas, curva de Kirchhoff y otras curva que se usa para los programas de la bolsa y la compra-venta de acciones, etc.

En fin… Que la informática es un tema infinito y apasionante…
Y al final lo que importa es que cada persona encuentre su sitio y el medio de vida adecuado, el cabrero continuo que dura toda la vida es ser un muerto viviente.

Lo dicho… No pararíamos… Hablaríamos hasta del sexo de los ángles.
Saludos.

YoYo

Tengo 15 año y no creo q a mi edad estuvieses deseando estudiar y q lo dejarías todo para el final. A mi y a nadie le gusta trabajar diariamente y hasta q entiendas eso no podrás comprender el sentido de la vida q nadie ha llegado a entenderlo aun. Yo estudio no mucho y paso muy al límite todo y necesito una forma de poder seguir con mis propósitos en la vida, seria de gran ayuda q me respondieses y me aclararas las cosas y me aconsejaras. Por favor hablame por mi correo. GRACIAS.

AitorAitor

Yo… (el 12 noviembre, 2017)

Veo que tu comentario no ha salido todavía.
(Puede que Pablo Rodríguez Sánchez, no tenga tiempo y no lo haya leido todavia para ponerlo aquí.)

No sé de que irá tu comentario. Tienes 15 años, ten paciencia y no tengas prisa.
Creo que te habrás fijado que la mayoria de los comentaristas tienen Titulos Universitarios. Asi pues lo lógico sería que dudaras en la elección de Carrera o profesión, pero aun tienes tiempo.
En el caso del autor de este artículo, más abajo tienes su Currículum.
Si el tema es otro no temas explicarnoslo y explicarlo mejor para poder ayudarte.
======================================================
Pablo Rodríguez (Guadalajara, España, 1984) se siente inclinado de un modo casi suicida hacia las cosas complicadas. Esta cualidad le ha llevado a convertirse en físico, malabarista, ilusionista aficionado y humorista de cuarta categoría. Actualmente es investigador Marie Curie en el proyecto CRITICS, con sede en la Universidad de Wageningen (PaÌses Bajos).
=======================================================

Ánimo, aunque el estudiar cuesta un poco, como todo. Te daria un metodo chino que funciona y que no es broma:
“Continuo y constante. Y si no se entiende a la primera,pues a la segunda y a la que sea, hasta que se entienda.”
No poniéndose nervioso, descansando y repitiendo se consiguen las cosas.
¡Un crucigrama vacio se va llenando poco a poco y al final se termina de hacer.!
Saludos.

espaidualespaidual

hola Yo,
para empezar:
Piensa que todas las personas con doctorados, profesorados y cátedras, TODAS de aquí a Harvard o Nueva Delhi, TODAS , han tenido 15 años. TODAS hemos pasado por lo mismo que tú y si alguien te dice lo contrario: o miente, o es un alienígena lagarto del cual deberías desconfiar.

Dicho ésto, a los 15 años es perfectamente normal y saludable que cambien tus prioridades y es normal que te adaptes a ellas. En cualquier caso, tienes la responsabilidad de tomar tus decisiones por tu mismo sin presiones de nadie. La mayoría de gente no tiene carreras técnicas y no porque no puedan, o sean males estudiantes, sino porque no les interesa. Y no es ningún fracaso, más bien al contrario. Lo único que te aconsejo es que tomas decisiones bien razonadas, que es lo que tendrás que hacer a partir de ahora y hasta que tengas edad de hacer el punki (de los 75 para arriba).

TorchuTorchu

Verás, yo no pasé de ser un estudiante mediocre, me pasó como a ti, te pones a estudiar, te aburres, de los 15 a los 20 años hay infinidad de cosas mucho más interesantes que hacer que estar en casa o en una biblioteca hincando codos, así que ido pasando a trancas y barrancas el bachiller (con cursos repetidos). Entre FP y universidad decidí la FP, pero no por falta de ganas de hacer una carrera, si no porque era el medio de ponerme a trabajar cuanto antes, ganar dinero cuanto antes. La FP, para mi sorpresa, la saqué de puta madre, descubrí que no me aburría estudiando, que lo disfrutaba. Salí bastante bien, he podido estar en proyectos interesantes, eso si, como dice el autor del blog, yo de repente era el experto en radioenlaces y el jefe de seguridad laboral simplemente porque mi empresa me había dado un curso sobre radioenlaces y otro “especial” para subir a torres de telecomunicaciones. Y ejemplos como este, a porrillo. No me pesa no haber hecho una carrera, aunque gustaría en el futuro tener una, pero por gusto. El mejor consejo que creo que te puedo dar es que seas sincero contigo mismo, sabes de lo que eres capaz, sabes cuales son tus límites (y solo tú sabes hasta donde más estás dispuesto a aguantar). Tranquilo, todo pasa, y esto, también.

EvaEva

Buenas noches. No quisiera contradecir a un sabiondo de su talla pero que tenemos que ver las mujeres con que usted no piense nada??? deje de usar por favor la palabra “puta” para explicar sus conflictos existenciales y lea un poco sobre Genero que le pondrá su cuadrado mundo patas arriba.

Saludos desde Uruguay.

Responde a Aitor

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar