Ha llegado el día.

Sospechaba que llegaría desde hace tiempo, concretamente desde que escogí licenciarme en física. Tras varios tumbos más o menos afortunados (una carrera ralentizada por mi trabajo de profesor particular, unos años trabajando como ingeniero, …) me ha llegó el “te quiero”.

Quién “me quiere” es un departamento de la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos. Al fin podré dedicarme profesionalmente a la ciencia a tiempo completo (concepto que en Holanda se traduce en 38 horas semanales), aunque tenga que ser a más de mil kilómetros de casa.

2015-09-28 08.01.32

Hoy no es el momento para lamentarse de la mala suerte de tener inclinaciones científicas en el país y momento equivocados. Al contrario, solo albergo agradecimiento a toda la familia, amigos, profesores, etcétera, que constituyen mi verdadero vínculo con esta tierra. Dejo aquí un elevado número de personas muy dignas de ser echadas de menos; ellos saben quienes son. Incluir el nombre de un solo político en el mismo párrafo sería de un mal gusto imperdonable.

Mi vuelo sale en unas horas.

Seguiremos informando.